5 razones por las que el contenido breve es mejor

contenido-snackable¿Es tu contenido “snackable“?

El nuevo consumidor de esta era tecnológica está desconcertado y distraído. No centra su atención en una única cosa debido a la sobrecarga de información que recibimos constantemente. Los estímulos tecnológicos de la nueva era nos invaden y si queremos sobrevivir al bombardeo de información no nos queda otra que estar al día en las nuevas plataformas digitales.

No tenemos tiempo, pero queremos estar informados y a la última de todo lo que pasa en Internet. Las empresas, blogs, revistas… son conscientes de esta realidad, y nos lanzan pequeñas dosis de información. El formato “microcontenido” es el rey de esta época. Pero, ¿por qué funciona este formato de cara al consumidor?

 

  1. La información se digiere fácilmente: Además de que el microcontenido nos quita poco tiempo, nos permite empaparnos de información sencilla y rápida.
  2. El microcontenido es fácilmente adaptable a todos los tipos de audiencia: estas pequeñas píldoras informativas son fácilmente moldeables para llegar a diferentes personas.
  3. El microcontenido es fácil de compartir: este tipo de información se difunde como la espuma, los “shares” crecen por segundos, y es algo que a día de hoy todo el mundo busca. Ser viral nunca fue tan fácil.
  4. La creatividad es la gran aliada del microcontenido: este formato puede aportar mil caras por su versatilidad, y sobre todo se ciñe a la perfección con la creatividad. Para captar la atención del consumidor nada mejor que un buen diseño.
  5. El microcontenido se lleva a la perfección con el marketing en tiempo real: cuando la actualidad manda, no hay tiempo para otra cosa. Es por lo que este formato breve y rápido encaja a las mil maravillas con el marketing. La información manda, y el consumidor no tiene tiempo, así que el formato “snackable” es lo que prima a día de hoy.

¿Y tú qué opinas? ¿Es tu contenido “sanckable”? ¿Se adapta a nuestro escaso tiempo? Si lo es, vas por el buen camino, y si no lo es, aún estás a tiempo de adaptarte a la nueva moda digital.

Oferta de Empleo: Profesor de Francés

se-busca-profesor-de-frances

¿Quieres trabajar? Estamos buscando un profesor de francés en Asturias.

Manda tu CV a: info@pcvformacion.com

¿Cómo usan los adolescentes las redes sociales?

Esta pregunta es la que todas las marcas se plantean. La respuesta no es fácil, pero se puede hacer un seguimiento para analizar sus comportamientos y conseguir dar con las claves sobre cómo los adolescentes utilizan las redes sociales. Sin duda, los adolescentes son la última preocupación de las marcas, las empresas deben decidir qué hacer, qué decir, cómo decirlo y cómo conseguir contactar con ellos.

El primer paso para contactar con los adolescentes es moverse en los mismos círculos y comprender cómo han cambiado para ellos las reglas de la comunicación. Para los adolescentes de hoy en día, las redes sociales se han convertido en un elemento crucial, es algo que utilizan a diario activamente y que les encanta dar visibilidad, que sus fotos conseguir un mayor número de likes, e incluso, muchos de ellos eliminan fotos que cuelgan y no consiguen el engagement que ellos esperaban… por tanto, es clave que las marcas logren captarles.

Un estudio realizado por Simply Measured nos da algunas pistas sobre cómo los adolescentes se mueven en las redes sociales.

El poder de Instagram

Instagram se ha convertido en la red social preferida de los adolescentes. Utilizan esta red social para transmitir al mundo lo que quieren y sobre todo, dar una imagen sobre qué quieren que piensen otros de ellos mismos. Es por lo que, los adolescentes utilizan este medio para transmitir imágenes buscadas (no son seleccionadas al azar, sino que invierten mucho tiempo en que la imagen que suben sea perfecta). Dedican además, mucho interés en gestionar un perfil de Instagram totalmente perfecto, y fiel a ellos mismos. Incluso, cuando ellos creen que han dejado de tener interés para otros, no tienen problema en borrar su cuenta.

Según el estudio realizado por Simply Measured sobre el comportamiento de los adolescentes en las redes sociales, es común que éstos tengan dos perfiles en Instagram. Por un lado, un perfil público donde cuelgan fotos que todo el mundo puede ver, y por otro lado, un perfil privado en el que cuelgan fotos “no autorizadas” solo para su círculo más íntimo.

Este último punto es el más importante para las marcas. Demuestra que los adolescentes han comprendido cómo funciona Internet. Ellos son conscientes que lo que ocurre en la red no se queda en la red.

Snapchat es la herramienta que utilizan los adolescentes para hablar entre ellos

Quizá este dato no sea tan fiable. Pues el estudio sobre el comportamiento en redes de los adolescentes se llevó a cabo en Estados Unidos y puede ser que no sea tan fiable en Europa. Aquí Snapchat no tiene tanto mercado como en Estados Unidos. Según el estudio, los adolescentes utilizan Snapchat para comunicarse con otros adolescentes. Es habitual que los jóvenes se entreguen a “streaks” en esta red social, que son una especie de maratones de conversación  en los que tienen que ser capaces de mantenerse activos y hablando durante 24 horas seguidas. ¡El reto es no dejar que la conversación se acabe! ¡Increíble, pero cierto!

Facebook es la red social más seria

Los adolescentes han cambiado la visión que tenían de Facebook. Actualmente no suben fotos de fiestas porque creen que Facebook es un espacio más formal y serio. Tienen un nuevo concepto de esta red social. Para ellos Facebook es el lugar donde publicar contenidos que tu familia, e incluso tus profesores, podrían ver y aceptar. Es por esto mismo, por lo que los jóvenes tienen cuenta activa en Facebook pero no lo utilizan tan activamente como otras redes.

adolescentes-internet-redes-sociales

Resumiendo…

Las redes sociales han modificado cómo los adolescentes acceden a la red y lo que hacen en Internet, pero también han cambiado las relaciones entre ellos mismos. Las reglas de la amistad han cambiado. Sus vidas se ven marcadas por todo lo que ocurre en la red. Las “obligaciones” de los amigos, por así decirlo, están totalmente marcadas por lo que se debe y no se debe hacer online. Los amigos, por ejemplo, deben dar “me gusta” a todas las fotos que se cuelgan en Instagram o compartir todo lo que se pone en Twitter. Es lo que se espera de ellos. Y más aún si ese amigo es especialmente cercano, del cual se espera no solo el “like” sino también un comentario.

Dos de cada diez padres creen que la educación de sus hijos se ve obstaculizada por la cantidad de tiempo que sus hijos pasan en las redes sociales. Así lo afirma una encuesta realizada por TalkTalk Home Safe, una empresa de seguridad informática londinense. Según este informe los adolescentes están online un promedio de dos horas y seis minutos al día. El estudio indica que el 50% de los adolescentes entre 12 y 17 años utiliza las redes sociales “todos los días”, mientras que solo el 16% usa Internet a diario para hacer los deberes. Como dato alarmante extraído de este estudio, cabe destacar que el 45% de los jóvenes de entre 11 a 18 años afirmó sentirse “más feliz en su vida online” que en su vida “real”.

¿Qué opináis sobre estos alarmantes datos?