Qué significa el bloqueo de Google a Huawei

Rate this post

Qué pasa con Huawei

Qué significa el bloqueo de Google, por qué ha pasado y cómo te afecta

Google ha anunciado que va a dejar de colaborar con Huawei, dejando lleno de incertidumbre el futuro de uno de los fabricantes de móviles que más ha estado creciendo en los últimos años. Con la noticia, Internet se ha llenado de todo tipo de titulares confusos que han llegado a decir que el fabricante chino dejará de poder utilizar Android.

Ante esta situación, hoy te vamos a intentar explicar qué está pasando con Huawei punto por punto y de una manera lo más entendible posible. Te diremos por qué ha tomado Google esta decisión, cómo te afectará todo si te acabas de comprar un móvil Huawei, y qué podría pasar con los móviles del fabricante en el futuro.

Qué ha pasado exactamente

Google, por presiones del gobierno de Estados Unidos, ha roto con Huawei. Tal y como supimos a última hora del domingo 19 de mayo, la empresa del buscador ha decidido suspender con Huawei aquellos negocios que requieran transferencia de hardware y software, salvo aquellos cubiertos por licencias open source.

Esto quiere decir que la empresa china se queda sin posibilidad de usar en sus futuros smartphones el «Android de Google». Con esto nos referimos a la versión de Android que tienen la mayoría de fabricantes en el mercado internacional, la cual incluye la tienda de aplicaciones Google Play Store así como las apps básicas de Google incluidas en el pack, como por ejemplo Gmail.

A día de hoy, Google todavía está discutiendo internamente los detalles sobre los servicios concretos que no le va a dejar utilizar, y que al ser los que requieren transferencia de hardware y software pueden ser muchos otros a parte de Android.

Por qué ha pasado

Por qué ha pasado

Todo comenzó el pasado jueves 16 de mayo, cuando Donald Trump firmó una orden ejecutiva que otorgaba poder al Gobierno Federal para evitar que las operadoras del país compren equipos de telecomunicaciones de fabricación extranjera. No se mencionaban fabricantes, pero teniendo en cuenta que el Gobierno de los Estados Unidos lleva años obstaculizando la venta de sus dispositivos, parecía evidente que tarde o temprano iba a volverse contra el fabricante chino.

Una de las razones por las que parece que ha sido dada esta orden, es por la actual guerra en la implantación de las futuras redes 5G. Donald Trump dejó claro a su manera que quería que Estados Unidos liderase este mercado, y un Huawei fuerte colaborando con el desarrollo de su tecnología podría suponer un problema.

Pero la razón por la que se están centrando sobre todo en Huawei viene de más atrás. ○Algunos informes han apuntado a que la empresa instalaba chips espía en servidores utilizados por empresas como Amazon o Apple, y aunque Huawei siempre ha defendido su inocencia, esto no ha evitado que desde el Gobierto de Estados Unidos se les acuse de espionaje.

El equipo de Donald Trump ha tratado de convencer a otros países de la Unión Europea con estos argumentos para que también tomen decisiones similares bloqueando los tratos con Huawei. Sin embargo, siempre lo ha hecho sin presentar evidencias de que la empresa china espíe, e insistiendo en que «no necesita mostrar pruebas de que Huawei es una amenaza» y que aprovecha sus servicios y productos para espiar a todo y a todos.

Pese a eso, las presiones están siendo suficientes como para que algunos países como Canadá, Australia o Japón se lo estén pensando dos veces o directamente estén vetando la compra de infraestructuras y equipamiento 5G fabricado por Huawei. Y es que nadie quiere ser espiado.

Vamos, que lo que está pasando es que Estados Unidos le ha declarado la guerra a Huawei acusándoles de utilizar sus equipos para espiar, y por eso no quiere que las empresas de Estados Unidos hagan negocios con ella. En este punto, y pese a que no se hayan aportado pruebas contundentes por parte del Gobierno de Trump, Google ha tenido que obedecer la orden ejecutiva firmada la semana pasada.

Qué pasará con los móviles de Huawei

Pero la pregunta importante para los usuarios de Huawei es qué pasará ahora con sus móviles. Tal y como han aclarado desde la propia Google, tanto Android como todas las aplicaciones, incluyendo las de Google (YouTube, Google Maps, Google Drive, Chrome, Gmail…) seguirán funcionando en los móviles existentes de la misma forma que con cualquier otro Android.

Twit Android

Este de arriba es el tuit con el que Google se ha referido a la situación. En él dicen precisamente que «todos los dispositivos existentes de Huawei» seguirán teniendo acceso a Google Play y Google Play Protect.

En su mensaje, Google deja claro que el soporte se mantendrá para los móviles «existentes». Por lo menos el soporte de poder recibir actualizaciones de seguridad y el acceso a la tienda de aplicaciones, pero otra cosa diferente son las actualizaciones del sistema operativo. Reuters, el medio que lanzó la exclusiva de sobre el bloqueo de Google a Huawei, dice lo siguiente:

«Huawei perderá inmediatamente el acceso a las actualizaciones del sistema operativo Android, y la próxima versión de sus smartphones fuera de China también perderá el acceso a aplicaciones y servicios populares, incluyendo las aplicaciones Google Play Store y Gmail. Google dejará de proporcionar cualquier tipo de soporte técnico y colaboración para los servicios de Android y Google a Huawei en el futuro».

De confirmarse, esto quiere decir que los actuales móviles de Huawei no podrán actualizar a la próxima versión de Android. Esto tiene varias consecuencias, como el no recibir las mejoras en rendimiento, seguridad o las nuevas funciones que vayan siendo desarrolladas para el sistema operativo de Google.

Pero la peor parte se la llevan los próximos móviles que Huawei presente y lance al mercado, ya que ni siquiera tendrán acceso a los servicios de Google como la Play Store o Gmail, y Google dejará de darles soporte técnico. Esto quiere decir que el fabricante chino tendrá que arreglar su situación o buscar alternativas.

No sólo va a afectar a sus móviles

El bloqueo de EEUU a Huawei va más allá del software, y también podría afectar al hardware tal y como dicta la orden ejecutiva. Con el software, el problema lo tendrían con Android para sus móviles y Windows 10 para sus portátiles, pero la cuestión del hardware puede ser incluso más complicada para ellos porque al bloqueo de Google se unen empresas como Intel, Qualcomm, Broadcom, Micron Technology, Western Digital e Infineon Technologies.

En móviles Huawei no tendría tanto problema, ya que en la mayoría de dispositivos utilizan sus propios procesadores Kirin y módems propios y no dependen tanto de terceros. Además, se ha informado de que Huawei se ha encargado se hacerse con «suficientes chips y otros componentes vitales para mantener su negocio en funcionamiento durante al menos tres meses».

Sin embargo, hay otras divisiones que podrían estar en peligro, la de los portátiles, sin ir más lejos. Todos y cada uno de los portátiles que la empresa china tiene a la venta en España usan procesadores Intel, por lo que si Intel se ha sumado al bloqueo, Huawei se queda sin fabricante de procesadores. Hay dos opciones principales para sustituir a Intel, que serían MediaTek y TSMC, ambas chinas.

Microsoft todavía no se ha pronunciado, pero siendo una empresa americana cabe esperar que lo haga más pronto que tarde. ¿Y por qué es importante? Porque los portátiles de Huawei cuentan con Windows 10, y si la empresa de Nadella decide sumarse al bloqueo, la firma china tendrá que optar por un sistema operativo alternativo.

¿Qué va a hacer Huawei?

De momento, el fabricante chino sólo ha hecho llegar un comunicado inicial en el que se limitan a hablar de cómo han ayudado a hacer crecer a Android, y declarando que seguirán proporcionando actualizaciones de seguridad y servicios postventa a todos sus dispositivos y los de su submarca Honor. El comunicado dice lo siguiente:

Huawei ha contribuido considerablemente al desarrollo y crecimiento de Android alrededor del mundo. Como partner clave de Android, hemos trabajado conjuntamente con la plataforma de código abierto para desarrollar un ecosistema que ha beneficiado tanto a la industria como a los usuarios.

Huawei seguirá proporcionando actualizaciones de seguridad y servicios postventa a todos los smartphones, tabletas y dispositivos Huawei y Honor, tanto a los que ya se hayan vendido como a los que siguen estando en stock en todo el mundo.

Seguiremos construyendo un ecosistema de software seguro y sostenible, para ofrecer la mejor experiencia a todos los usuarios del mundo.

Lo que no han dejado claro es qué puede pasar si todo esto se confirma. Existe una mínima posibilidad de que consigan llegar a algún tipo de acuerdo con la administración Trump para levantar el bloqueo, pero actualmente parece algo difícil, por lo que sin tener la próxima versión de Android puede que tengan que tomar un camino diferente.

Una de las opciones es apostar por Android AOSP, que es la versión de código abierto de Android. Y otra opción es utilizar otro sistema operativo. Huawei ya ha estado preparando uno propio por si tuviera problemas con Android, aunque sobre él sólo sabemos que existe y que sería tanto para móviles como para ordenadores. Habrá que ver si en los próximos días tenemos nuevas informaciones.

Qué es Android AOSP

Qué es Android AOSP

Existen dos versiones de Android. Por una parte tenemos AOSP (Android Open Source Project), la base abierta disponible para todo el mundo, y por otra parte tenemos el Android con los servicios de Google que ofrecen los fabricantes en los móviles.

Podríamos pensar en el Android AOSP como un concepto parecido al de Chromium, la base del sistema operativo a partir de la cual se pueden crear variantes comunes manteniendo todas las compatibilidades. Con esta base abierta, el resto de fabricantes no depende íntegramente de Google, aunque utilizarlo les haría perder toda la capa de aplicaciones que la empresa aporta a la versión final de su sistema operativo.

Podríamos pensar en el Android AOSP como un concepto parecido al de Chromium

En esta tabla puedes ver las herramientas con las que cuenta Android AOSP, que son básicamente sus funciones básicas incluido el Kernel y la interfaz del sistema, con el menú de apagado, los controles de volumen, el bloqueo y el panel de notificaciones. Sin embargo, todo lo demás depende de los Google Play Services y la Google Play Store, que es lo que Huawei dejaría de poder utilizar.

Sin ellos, se pierden todas las herramientas de Google, desde las búsquedas de Google Search hasta las API para funciones avanzadas. Tampoco habría Google Pgotos, Google Maps, Gmail ni ninguna otra herramienta de la empresa, ni tampoco el acceso a la tienda de aplicaciones y sus servicios. Sería un Android sin rastro de Google.

Con ello, Huawei tendría que programar sobre la base de Android todo el sistema operativo para crear una herramienta con su propia tienda de aplicaciones, sus configuraciones y las APIs que permitan interactuar con otros servicios de terceros, incluyendo la de enviar contenidos a Chromecast. En definitiva, un trabajo titánico.

Fuente: Xataka

Facebooktwittergoogle_plus
Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.